EL FIN DEL REINADO DEL MILLENNIAL HA DADO PASO A UN NUEVO CLIENTE, LA GENERACIÓN Z.

EL FIN DEL REINADO DEL MILLENNIAL HA DADO PASO A UN NUEVO CLIENTE, LA GENERACIÓN Z.

Un reto a superar para las pequeñas y medianas empresas empezando a conocer un nuevo tipo de clientes.

Una nueva generación, nacida (entre 1994 y 2010) en pleno auge de las redes sociales, iría desde los preadolescentes hasta los jóvenes de poco más de 20 años, que están entrando poco a poco en el mundo laboral.

Esta generación ha adoptado la tecnología desde sus primeros pasos, lo que ha generado una gran dependencia de ella. Son los verdaderos nativos digitales, no conciben un mundo sin Wi-Fi, Whatsapp o Instagram y son muy dependientes de la tecnología.

Su comunicación es casi absolutamente visual. Son mucho más conceptuales y manejan imágenes, memes, multimedia y símbolos como ningún otro porque consideran que estos medios se prestan menos a malas interpretaciones y abarcan más que las palabras.

La Generación Z no está interesada en marcas que sólo quieran destacar su identidad, no quieren empresas que buscan ser las protagonistas. Al contrario, quieren que las empresas les ayuden a resolver problemas o construir su propia historia. Aprecian mucho las herramientas como las aplicaciones (por eso se les llama también la App Generation) y quieren negocios que sean sus acompañantes día a día.

Para ellos es muy importante el nivel de influencia que puedan tener en redes sociales. A esto se le conoce como Social Currency. Las marcas que quieran llegar a la Generación Z deberán ayudarles a mantener poder social con ventas y aplicaciones que les ayuden a destacarse y darles valor.

La Generación Z sabe que no basta con ofrecer un producto, ya que saben que otras marcas hacen lo mismo. Ellos buscan experiencias de compra que sean memorables y que los ayuden a hacer algo más. Son muy sensibles a lo que pasa en su mundo, pero quieren generar un cambio de forma práctica. Es decir, no se hacen socios a causas activistas, como Greenpeace, pero van a comprar las marcas que den a las causas en las que creen.

Estos clientes utilizan cada día las redes sociales, donde el líder actual para ellos es Instagram, seguido de Whastapp. La reina de las redes Facebook, no les interesa o les interesa muy poco, donde curiosamente era una de las preferidas de la generación de los Millennial.

Usan el móvil en un 95%, seguido del ordenador y la tableta, pueden manejar varios dispositivos a la vez.

Estamos ante otro cambio generacional y tecnológico, el cual nos tenemos que adaptar y saber ofrecer y atraer nuestros servicios a un nuevo gran cliente potencial.

Jordi Gamell, enero 2019.